domingo, 14 de diciembre de 2008

La gripe de 1917

Cuentan los mayores que en septiembre de 1917, por San Mateo, en Caleruega y en los pueblos del entorno un nublado provocó un montón de muertes misteriosas. Se dice que quien era mojado o afectado por el nublado fallecía al poco tiempo fruto de una fuerte gripe. 

El tío Melitón fue el primero de los afectados. Fallecieron entre 20 y 30 personas en Caleruega por estos nublados en un periodo de tiempo relativamente corto. Unos dicen que este mal era causado por la gripe española. Otros más exotéricos dicen que la propia lluvia traía el mal. 

Cuentan que cuando alguien estaba afectado se lo llevaban fuera del pueblo para no infectar al resto. Dicen que se colocaba un espejo frente a la boca para determinar si estaba vivo o muerto. Se les llevaba en una escalera arropados con una manta al depósito de cadáveres anejo al cementario. 

En una ocasión había varios cadáveres en la improvisada morgue y al día siguiente cuando fueron a enterrarlos comprobaron que algunos presuntos difuntos se habían desplazado hacia la puerta. En otra ocasión incluso, una señora afectada y presuntamente muerta estuvo escarbando detrás de la puerta toda la noche. 

Si alguien conoce más datos o anécdotas de este curioso acontecimiento ocurrido en Caleruega a principios de siglo que nos lo cuente en los comentarios o en el buzón de voz. (91 291 94 18 + código 5853911)

15 comentarios:

JLPA dijo...

Aquí os dejo el testimonio de Jesusa Palacios sobre este tema.

marta dijo...

no sabía yo esta historia, asi que me ha encantado conocerla y preguntaré también a mis abuelos a ver si se acuerdan de más cosas. que interesante!

Marisol dijo...

Buenísima la historia. La pena es que no sé ninguna pero esto es lo hace la cultura oral. Gracias por ofrecérnosla a todos y los que sepáis colaborad.

Anónimo dijo...

Gracias José Luis, yo sí que la conocía por mi abuelo Calixto, aunque por aquella época el era todavía un niño. Creo recordar que me comentó que la caseta del cementerio se tuvo que ampliar despues de aquello (a la que hay hoy día) porque en los malos días no cabían todos los cuerpos en la que había antes. Seguro que hay alguien que sabe más respecto a este hecho. Saludos. David Peña

Anónimo dijo...

Buenas, soy Alejandro, nieto del Piras, en fin, quería comentar que me ha sorprendido esta historia, no me imaginaba que en el pueblo del cual procedo hubiesen pasado estos curiosos hechos. En fin, mi madre dice que había escuchado de mi abuela algo sobre el tema, y también dice haber escuchado algo relacionado con lo del Tío Melitón. La verdad que me gustaría saber más sobre el tema.

Lidia Arribas Delgado dijo...

Acabo de leer el artículo de la gripe española en Caleruega. No tenía ni idea, pero no me parece raro que también ocurriera aquí...

Bueno, el caso es que me ha llamado la atención porque justo estudiando la obra de Edvard Munch, he descubierto que el también la padeció, incluso hizo un autorretrato mientras se recuperaba, curioso que en la Wikipedia nadie lo mencione. El cuadro en cuestión se llama así Autorretrato después de la gripe española (1919).

Cristina dijo...

Hola me llamo Cristina y soy nieta de Juan que le apodaban el Gato, mi madre me dice que mi abuelo siempre contaba la historia de que cuando era joven estaba en el campo con su abuelo primo cuidando las ovejas y las tuvieron que guardar deprisa ya que el cielo se puso muy negro y hubo una gran tormenta y cayo una fuerte granizada, despues se comentaba por el pueblo que habia un molinero en Salce que se le murio la mujer y la hija, quedandose todo el trigo en el molino y el hombre paso 40 dias viviendo fuera del pueblo y los vecinos le llevaban la comida, supongo que era porque lo pondrian en cuarentena.

Anónimo dijo...

para cristina
nieta del apodado el gato
yo soy del barrio bajero vecino de tus abuelos la cruz creo recordar.
tus abuelos tenian un hijo llamado (miguelito) creo recordar de mi edad a mi me siguen llamando el tomasin
me encantaria saber algo de el hace muchos muchos años que no sabemos nada de el yo por lo menos
mi correo electronico es tomas@statequieta .com
gracias
tomas martinez camara

Calerogano ausente dijo...

En el periódico podemos leer sobre la gripe española que azotó España en 1918.

Quizá por tanto, los datos de lo que pasó en Caleruega me hacen sospechar que se refieran a Septiembre de 1918 y a la gente mayor les bailen las cifras o se lo situaron erróneamente. ¿Podría ser?

Anónimo dijo...

Hola, yo recuerdo que alguna vez mi abuelo contó, que cuando fueron por la mañana al depósito, se encontrarón con una mujer que le faltaban la mitad de los dedos, pues se le habían desgastado de arrascar la tierra para poder salir.
Lo que pasa es que yo era muy pequeña, pensaba que el depósito era el del agua..., y mi abuelo ya murió, con lo cual no podré preguntarle a él, pero si me sonaba la historia.

Francho González dijo...

Y aquí tenéis otra noticia relacionada con este extraño hecho, donde un general inglés que murió de esta enfermedad lo enterraron en un ataúd de plomo. Se ha conservado perfectamente y hoy en día van a poder analizar la enfermedad. Aquí podéis leer el artículo del ataúd de plomo

Anónimo dijo...

Creo, haber oido a mis padres todas esas historias bueno no historias sino verdades, porque ellos lo vivieron aunque con el nombre de año de la peste pero las historias son las mismas,podeis preguntar a las personas mayores como la Anuncia u otras de su edad que ellas no lo han vivido pero lo tienen que saber bastante bien.

jpena dijo...

Parece que el paso de los años ha deformado la historia y el boca a boca a creado montones de versiones de las que algunas se aproximarán a la realidad y otras podrían contener algo de ficción mezclado con historias leidas u oidas de otras partes.

En la versión que yo había recibido siempre se asociaban estos hechos con la gripe española del 1918. Nunca con una tormenta. Me parece una versión interesante y, quizás, entrañable, aunque probablemente obedezca más a las creencias o imaginativa popular que a otra cosa.

Yo recibí una versión similar en lo de los "enterramientos rápidos" aunque con alguna pequeña variación. Efectivamente, parece que se conocía que era una gripe y que era extremadamente contagiosa, por lo que cuando entendían que alguien había fallecido, sus familiares (porque nadie más se atrevía a acompañarles)le llevaban inmediatamente al depósito de cadáveres donde se quedaba durante algún tiempo.

Cuentan que uno de los fallecidos no lo debía estar tanto, ya que cuando acudieron al días/s siguiente a enterrarle comprobaron que había arañado la tapa del feretro (probablemente madera sencilla hecha de la forma más artesanal).

VITORY dijo...

Muy interesante el tema,yo no habia oido nada pero es bonito conocer cosas de nuestros pasados.A Tomas Martinez le digo que esa Cristina que por cierto no conozco es nieta de Juan y Maria no de Miguel padre de ese Miguel por el que tu preguntas,a la madre que se llama Juani creo igual no la recuerdas pero a su tio Daniel es facil que si.Y aprovechando la pagina os deseo a todos/as FELICES FIESTAS.

Olga dijo...

Hola a todos, me ha sosprendido mucho esta noticia y sus comentarios. Gracias por hacerlo posible.
También tengo recuerdos de trozos de historia sobre la gripe de 1918.
Mi abuelo Plácido murió por una "pulmonía después de la gripe" era esposo de mi abuela Regina quien algo sobre esta historia me contó.
Siempre con mucho recelo como sin creerlo del todo me habló de la historia de la puerta arañada y el ataud, no mencionó la tormenta, me contó que había mucho miedo al contagio, que lo hizo todo más difícil.