lunes, 1 de octubre de 2018

XI Encuentro Caballeros del Traverso: un nuevo kapelmaster


Al hablar del XI Encuentro de los Caballeros del Traverso se podría pensar que es algo repetitivo pero la maravilla de cada año es que se han vuelto a superar: en organización, en gestión de los inconvenientes de última hora, en perfección sonora, en humanidad y humildad. Todo un honor el hecho de que Caleruega vuelva a ser la sede de tan fantástico encuentro de músicos.


El sábado por la tarde, con la carpa del Hotel Prado de las Merinas a rebosar, y durante más de 2 horas pudimos disfrutar de "Los metales de Don Pelayo" provenientes de Asturias. Un quinteto de metales que hizo las delicias del público con dos partes en el concierto: una más académica con obras compuestas para su agrupación y otra parte más conocida por el gran público con ritmos desde fanfarrias medievales hasta ritmos de blues, swing y el jazz de "Caraban". Un espectáculo de luz, de sincronización musical y rítmica, regado con el vino de bodegas Callejo, que arrancó las sonrisas y guiños de todo el público asistente. En el intermedio, pudimos ver el solemne vídeo conmemorativo de los diversos encuentros de los Caballeros del Traverso para conocer mejor su origen y su trayectoria. El caballero escribano Juan Jesús Silguero fue el gran presentador de todos los actos del fin de semana con unos inteligentes comentarios y además enlace con la organización calerogana.


Antes de medianoche, desde la travesía Caballeros del Traverso  al inicio de la peña San Jorge se hizo una solmene comitiva que, tras dar un rodeo por algunas calles del pueblo, terminó en el cementerio de la iglesia de San Sebastián para proclamar la investidura de José Rafael Pascual-Villaplana como "Maestro de Capilla" de la orden de los Caballeros del Traverso. En la cálida noche calerogana fue un momento mágico, por su luz, su puesta en escena, su ambientación y su discurso. El rey, interpretado por el gran Samuel Gibert fue el maestro de ceremonias. La guinda al acto la pusieron de nuevo los metales de Don Pelayo con el toque de algunas fanfarrias en directo y la danza siempre luminosa de Neftis-Paloma.


En la mañana del domingo, mucho sol y una buena cola de gente se apostaba frente a la iglesia de las MM.Dominicas. Todo el mundo quería ver a esos grandes de la flauta que cada año se reúnen en Caleruega. Expectación, emoción e interés. 

Y como bien sabíamos, el concierto cumplió las expectativas...


Tras la gran obertura de "La flauta mágica" (que siempre esperamos con devoción), el trío de Teleman con el Gran Maestre y el caballero Arquero en un duelo de melodías nos daba a entender que los Caballeros había venido a dejar su impronta, así que el fabuloso cuarteto de Luisgi Gianella y las melodías de C.P.E. Bach con el experto Horacio llevando el báculo de las mismas nos adentraban en el meollo sabroso de la música barroca con unos matices propios de los genios. Antes del himno Traversus en el que todos volvían al escenario, pudimos disfrutar también de un concierto de Molter a cuatro flautas con el añadido del bajo contínuo siempre tan espectacular y vistoso. Todo ello acompañado al clave por el siempre seguro Diego Crespo. Para terminar, y como bises, el fino pasodoble "Afortunada Caleruega" y la siempre deliciosa "La vida es bella" dieron el broche final a un concierto con los aplausos más sonoros y prolongados de todos los que se han visto en los diversos encuentros traversos.

Un placer, un honor y un lujo nuevamente tener a los Caballeros del Traverso entre nosotros. Y un verdadero lujo también tener una organización calerogana tan impecable con Miguel y Sonia como alma, fuerza, puente, camino y vida de estos encuentros y al Ayuntamiento de Caleruega con Lidia y Ana junto a todos los colaboradores y amigos que hacen posible esta joya que todos podemos lucir y disfrutar. Un derroche de música y humanidad del que todos los caleroganos presumimos allá donde vamos.

¡¡Hasta el año que viene, Caballeros!!

La Fortunata Calaroga - que nombraba Dante - se hace más afortunada gracias a todos vosotros.

4 comentarios:

miguel angel canizares dijo...

Los Caballeros del Traverso, luz y guía de la Caballería Andante, tan necesaria en estos tiempos egoístas. Y Caleruega, simpar marco de piedras centenarias y gentes generosas.

Unknown dijo...

Increíble. Dedicación, amor por la música. Un ejemplo para todos nosotros.

Unknown dijo...

¡Qué maravilla ! Hay que verlo.

Teresa dijo...

Un evento así no puede encontrar mejor marco y mejores organizadores. Se luce y se vive.