lunes, 24 de abril de 2006

Romería de Castro 2006

A pesar de que el INM anunciaba un 50% de probabilidades de lluvia fuimos a Castro el domingo con un día estupendo (tan sólo un poco nublado a la hora de comer).

Anectotario del día:
  • Mucha gente, justificada por el buen tiempo y la festividad de Castilla y León al día siguiente.
  • El ritmo de andadura del camino fue rápido pero llevadero. Llegamos al alto de Castro a las 11:40h.
  • En el tramo de carretera fuimos escoltados por un coche de la Guardia Civil (otra foto)
  • Hubo un poco de polémica entre si hacer la misa fuera o dentro de la ermita. Al final fue dentro. Hubo tanta gente que se acabaron las existencias para la comunión!!
  • En el bar de Peñalba se siguió con expectación la carrera de Fórmula 1. Muchos llegamos tarde a comer. Fernando Alonso finalizó el segundo.
  • Un grupo de internacional de monjitas (Nigeria, Irak, Irlanda, Canadá,...) se unieron y participaron de la romería.
  • Durante la comida, un grupo de cometas sobrevolaba la pradera.
  • En Torre pudimos admirar la buena labor de reconstrucción de su ermita. Lo agradecimos con un aplauso.
  • Lo nunca visto: a la llegada a Caleruega con el Santito, no estaba la madre esperando!!
  • En la despedida el P. Basilio se ganó a todo el mundo con el relato de su sueño. En el canto de la Salve faltó uno de los ripios, pero pasó desapercibido.
(Pincha sobre las imágenes para ampliar)


Puedes ver más fotos en el álbum web CASTRO 2006

6 comentarios:

Beatriz dijo...

La verdad es que nos lo pasamos muy bien. La andadura no se hizo demasiado dura este año. El ritmo del Santito estuvo muy bien.
Fue muy gracioso la escolta del coche de la guardia civil. Y sorprendente que la madre de Santo Domingo no estuviera ya en la plaza de la cooperativa esperándole :)

Anónimo dijo...

Beatriz, no es la Beata Juana la que espera a Sto. Domingo en la Pza de la Cooperativa sino la Virgen Del Rosario.

Anónimo dijo...

Como siempre la romería de Castro cumplió con las expectativas de todos los que vamos: tradición, religiosidad, compartir con todos los asistentes desde las viandas hasta los abrazos de los reencuentros. Pero también me gustaría destacar algo que últimamente no se produce y a algunos nos ha causado una gran pena cuando todavía podemos disfrutar de ello. Uno de los momentos más intensos del día es cuando llegamos y todo el pueblo canta la Salve. Cansados y felices esperamos esa Salve pidiendo poder volver el siguiente año. Las Madres Dominicas lo hacen con gran espiritualidad pero no trasmiten el sentimiento conocido y por ello querido del que lograba impregananos el Perucho. Desde aquí sirva para reconocerle su labor durante todos estos años y sobretodo para decirle que algunos nunca olvidaremos como lo hacía y que echamos de menos su voz en dicha Salve.

JL dijo...

Efectívamente la figura que sale a recibir al Santito es la Virgen del Rosario (que deben portar los de la cofradía de la VeraCruz del próximo año), pero entiendo que representa a la madre Juana que espera la llegada del hijo, rememorando sus huídas infantiles.

Quizá sería más propio, para representar ese hecho, que se sacase una figura de Santa Juana. La verdad es que no sé por qué no se hace .... ¿Alguien tiene alguna idea al respecto?

Anónimo dijo...

Esto no tiene nada que ver con el Santito del cual todos decimos lo bien que nos lo pasmos y la hermandad y convivencia vividas.
La noticia es que los hijos/as de Caleruega siguen siendo publicados en los medios. En el periódico abc de hoy o en abc.es de hoy en la sección de gente, viene la noticia que Mariví Peña, actualmente en Washington, actuará y dirigirá en el Renovado Teatro Tívoli de dicha ciudad los días 9 y 16 de mayo la obra de teatro "La venganza de D. Mendo" y entre los actores habrá uno de renombre especial ni más ni menos que el Director Gerente del Fondo Monetario Internacional D. Rodrigo Rato.
Caleruega y sus hijos siguen haciendo Patria.

Anónimo dijo...

la Virgen del Rosario no estaba en la plaza de la cooperativa esperando, debido a que no teniamos ni cura, ni guion y tuvimos que esperar a que vinieran.